martes, 28 de febrero de 2012

Lo deja por otro

2 comentarios:

Anónimo dijo...

El poder del dinero, hasta en ese aspectos estos bandidos son más que astutos, con los narcóticos van a lo fijo mientras que secuestrando a veces se pegan unas enhuesadas

Julian dijo...

jeje ese si me hizo reir.