lunes, 31 de octubre de 2011

Día de los niños

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Zapatero a su zapato, como que no me cuadra mucho eso de poner a un POLÍTICO al frente de la cartera responsable del manejo de las fuerzas armadas, por muchos cursitos que haya hecho en academias militares sobre soldaditos de juguetes, eso NO se puede equiparar a la experiencia que tenga un general con casi 40 años de servicios en el asunto, ahi tienen el resultado la cantidad de "Errores tácticos" cometidos por la tropa que le ha costado la vida a decenas de hijos de la patria.

Jesús Tobar dijo...

Pero si la razón de los errores tácticos es la que esgrime la persona que escribió el anterior comentario, por qué vienen a darse cuenta ahora después de 20 años de Ministros de Defensa civiles?

Anónimo dijo...

No crea amigo Jesús, NO son nuevas las pifias de las flamantes ministros de defensa civiles, lo que ocurre es que como antes que estrategas militares son POLÍTICOS, obviamente protegidos por la cobija de un presidente POLÍTICO que no los pondría en la picota para ser despedazados por la opinión pública, sólo por ponerle unos pocos casos de los doce titulares que han desfilado por esa cartera: Durante la fuga de Pablo Escobar rodaron por el piso las estrellas de varios generales y el ministro de entonces Rodrigo Pardo ni se dio por aludido, dos de ellos le dijeron al país que en año y medio acabarían con la guerrilla, otro estuvo preso por delitos de cuello blanco (Botero) y la única mujer que ostentó esta dignidad más que líder de las fuerzas armadas parecía una modelo en busca de los flash y los micrófonos de los medio de comunicación, pero de estrategia militar y seguridad nacional no tenía ni idea.

Anónimo dijo...

O me va a decir que las operaciones jaque y camaleón fueron idea del ilustre ministro de turno, los cuales en vez de dirigir personalmente unas operaciones de orden público (Y como si no tienen ni idea) pasan en clubes de cóctel en cóctel direccionando hojas de vida de recomendados o en campos de paradas recibiendo inmerecidos honores militares y eso si a final de mes recibiendo un nada mísero sueldo, lo que más me duele de este comentario es que por satisfacer unos caprichos políticos o ceder a unas presiones internacionales, se coloque al frente de esta cartera a una figura decorativa que no sabe ni donde está ubicado y cuyas desacertadas decisiones (Contradiciendo en muchos casos el consejo de curtidos generales) han puesto el país de cabeza en materia de seguridad sacrificando de paso en el campo de batalla la vida de decenas de hijos de la patria.