viernes, 29 de julio de 2011

¿Los dejarán salir del clóset?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Respetando el parecer ajeno, estoy de acuerdo con que la ley le de estatus legal a las uniones entre parejas del mismo sexo PERO SÓLO PARA EFECTOS ECONÓMICOS (Salud, pensión, herencia, alimentos, etc.), ya abordando el aspecto de constituir formalmente una familia, allí si creo que se produce un choque en contra de las leyes naturales toda vez que la crianza de un ser humano requiere desde sus comienzos de una armónica combinación que supone el amor y la dulzura innata de una mujer junto a la imagen de protección y de respeto que inspira la figura varonil de tal suerte que al ir adquiriendo uso de razón (6 a 8 años) el niño o niña se encontraría frente a un mar de confusión al comparar a “su padres” con los de más progenitores.

Recuerden el mandato sagrado contemplado en el epilogo del artículo 44 de nuestra Carta Política en el sentido que “Los derechos de los niños prevalecen sobre los derechos de los demás”, caramba respeten, es ese el modelo ideal de familia que desean para nuestros niños del futuro, darle vía libre a que dos personas del mismo sexo tengan la responsabilidad de formar integralmente a un niño no tengo ninguna duda que degeneraría nuestra sociedad.

Aunque existen muchos homosexuales de talante serio y responsable, en nuestro medio y por lo menos para el caso de los gay estos reflejan por regla general un estereotipo de burla y de perversión.

sentidocontrarioorg dijo...

Aunque la decisión de la Corte de que sea el Congreso quien regule el matrimonio igualitario es una forma de dilatar el asunto, sí es cierto que ahora el Congreso deberá enfrentarse al hecho de que la Corte ya dio el primer paso al reconocer las familias de parejas del mismo sexo.
Ojalá el Congreso se atreva a salir del clóset y reconozca que, de lo contrario, se estarán vulnerando los derechos de muchísimas personas.