martes, 24 de agosto de 2010

Procurador en contra de las bodas gay

13 comentarios:

pierrot le fou dijo...

pues estamos en un estado de derecho, y si dos personas eligieron estar juntas para estar felices, dicho estado debería permitirles consumar su felicidad dentro del marco legal, sin embargo en un sociedad tan de doble moral como esta, se hace mas escándalo por noticias como estas, que por fenómenos verdaderamente intolerables como lo es los abusos de menores de edad por parte de sacerdote.

Anónimo dijo...

Qué comentario tan acertado, pierrot le fou! Estoy totalmente de acuerdo con usted!

Fabián Alberto Puello N. dijo...

Ni lo uno ni lo otro, creo que cada quien tiene el derecho a hacer lo que bien le plazca con su vida, pero debo apuntar que esta supuesta sociedad moderna a la que nos quieren "llevar" aceptando la legalización de matrimonios gay o la adopción de menores por parejas gay es conducir a la sociedad a un despeñadero moral, miremos las sociedades que "pretendemos imitar" si es que acaso por adoptar estas "medidas modernas" e "incluyentes" son mejores que la nuestra y verán que no lo son, no podemos dejar de llamar pecado al pecado porque a unos cuantos eso les parezca ofensivo porque no lo es eso se llama coherencia con lo que se cree y es un derecho protegido por nuestra constitución política.

Adan fue primero que Eva dijo...

Ni lo uno ni lo otro, creo que cada quien tiene el derecho a hacer lo que bien le plazca con su vida, pero debo apuntar que esta supuesta sociedad moderna a la que nos quieren "llevar" aceptando a que las mujeres voten o tengan derecho a trabajar como los hombres es conducir a la sociedad a un despeñadero moral, miremos las sociedades que "pretendemos imitar" si es que acaso por adoptar estas "medidas modernas" e "incluyentes" son mejores que la nuestra y verán que no lo son, no podemos dejar de llamar pecado al pecado porque a unos cuantos eso les parezca ofensivo porque no lo es eso se llama coherencia con lo que se cree y es un derecho protegido por nuestra constitución política.

KluKluxKlani :3 dijo...

Ni lo uno ni lo otro, creo que cada quien tiene el derecho a hacer lo que bien le plazca con su vida, pero debo apuntar que esta supuesta sociedad moderna a la que nos quieren "llevar" aceptando la legalización de esclavos como ciudadanos o que tengan los mismos derechos que los blancos es conducir a la sociedad a un despeñadero moral, miremos las sociedades que "pretendemos imitar" si es que acaso por adoptar estas "medidas modernas" e "incluyentes" son mejores que la nuestra y verán que no lo son, no podemos dejar de llamar pecado al pecado porque a unos cuantos eso les parezca ofensivo porque no lo es eso se llama coherencia con lo que se cree y es un derecho protegido por nuestra constitución política.

Anónimo dijo...

KluKluxKlani :3 : Justo en el blanco.

Naranjas! dijo...

palurdos, mamertos y maricas, ahora si es la panasea del horror, tocara que enviarlos a vivir a Venezuela o a Argentina
Indios maricones

Anónimo dijo...

Matador, de verdad seria bueno algo de moderación en los comentarios del blog, esta bien la libertad de opinión, pero los comentarios del personaje naranjas, ya se pasan de la raya y simplemente apuntan a una manifestación de odio y a atacar a los demás visitantes que opinan en su blog.

gracias por su atención.

Anónimo dijo...

gracias -Adan fue primero que Eva- y -KluKluxKlani- me hicieron reír mucho

Libertad dijo...

Me parece terrible que se apele a la noción de "pecado" y a expresiones como "despeñadero moral". El sentido que el legislador otorga al matrimonio civil es generar seguridad jurídica en las relaciones entre los individuos. Ninguna cabida tiene allí confesión religiosa alguna, y es por eso que se celebra ante juez o notario.
Bien se han apoyado algunos en su libertad religiosa para generar oposición, pero es de recordar que esta garantía constitucional no implica imponer a terceros (en este caso a la comunidad LGBT) sus propias creencias.

Natalia dijo...

Libertad tiene razón.

larepuvlica dijo...

En verdad es ridículo que en estas instancias alguien sea capaz de cometer la arbitrariedad de combinar "pecado" y "constitución política" en una misma frase.

No existe ningún argumento que pueda contradecir el matrimonio gay más alla de la defensa religiosa y subjetiva o de los preconceptos sociales. Dizque los homosexuales son algo nuevo o moderno, se nota que en clases de historia alguien se quedaba dormido.

Por cierto, ¿no es que esto es un pais laico?

::: DominArte, Cine para Mentes Diversas ::: dijo...

El matrimonio no es una institución propiedad de iglesia algúna; existe desde antes de la instaruración de los credos, y existirá después que estos desaparezcan; los ha habido entre dos personas, entre tres, cuatro y muchas más; no olvidemos el matriarcado y otras formas comunales de unión marital-familiar; respecto a la homosexualidad, cada quíen tiene derechos a unirse con quíen considere es su media naranja,manzana, papaya, o cualquier otra fruta no más frutas prohibidas, no en una sociedad verdaderamente democrática.