lunes, 23 de agosto de 2010

Desterrados

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Triste, pero cierto!

eneas dijo...

Lo más triste es la indiferencia de los colombianos con estos hechos.Mientras todo el pueblo no se solidarice con estas victimas no tendremos paz. La paz no es un don gratuito, la paz hay que ganarla

Anónimo dijo...

colombia no llora sus muertos, nadie llora a colombia.

::: DominArte, Cine para Mentes Diversas ::: dijo...

Para algunos ilustres miembros de este país, el progreso está luego del exterminio de aquellos que exigen sus derechos, la tierra tiene dueño y es aquel que sea capaz de matar por ella.

A este paso muchos terminaremos con nuestros dos metros cuadrados cobijándonos los huesos.